Select Page

Las Consecuencias del Mal Llamado Lago

Las Consecuencias del Mal Llamado Lago (o El Error de Octubre en tu pensión)

¿Tienes menos de 37 años y alguna vez has trabajado? Bien. Es muy probable que tengas entonces una cuenta individual en una AFORE. Existen alrededor de 60 millones de cuentas.

Los errores cuestan. Y mucho. Y la decisión de AMLO fue un gran error. La pregunta es, ¿cuánto te costó a ti? Depende desde luego de cada situación personal. Pero podemos hacer cuentas de lo que te costó la necedad de AMLO en términos de ahorro para el retiro.

Las noticias no son buenas, déjame decirte. La defensa del mal llamado lago hizo que el saldo de tu cuenta individual, amigo de menos de 37 años, haya bajado en promedio 4.18%. Eso, amigo, ES UN DIABLATAL.

“No importa”, podrá decir algún furibundo amloísta. “De todos modos de pensión me van a tocar pinches 2,050 pesitos al mes”.

EQUIVOCACIÓN, mi estimado furibundo. Ya no te van a tocar los pinches $2,050. Quítale el 4.18%. Ahora vas por $1,964.31. ¿Se te hacían poco los $2,050? Pues concedido. Tuyos. Ya tienes menos.

¿Perdiste más o menos dependiendo de en qué AFORE estés? Sí. Definitivamente. Pero no como la mayoría cree. No depende principalmente de su exposición al aeropuerto. INBURSA por ejemplo es la que perdió menos. La razón se deriva de la nula exposición que tiene INBURSA a bonos gubernamentales de largo plazo y tasa fija, los (no) famosos Bonos M.

Pero, amigo menor de 37 años, que está por tanto invertido en la SIEFORE BÁSICA 4, perdiste mucho. Y fue algo directamente relacionado a la decisión de AMLO. Por salvar a un mal llamado lago.

Problemas de Millennial. Jaja. Perdiste dinero. =)

En cambio mi generación, los Generación X, pues… perdimos dinero también. =( I feel you, Millennial.

Los que tenemos entre 37 y 45 estamos en la SIEFORE BÁSICA 3 y perdimos en promedio 3.56%. Sí, perdimos algo menos que los hijos de nuestras primas mayores. Pero también tenemos menos tiempo para recuperarnos. En varios casos llevamos 20 años trabajando… y ahora tenemos en nuestra cuenta individual 3.56% menos. ¿A quién le debemos agradecer esto? Pues a AMLO. Él lo provocó. No importa si votaste por él o no, si entraste a la consulta patito o no, y si lo hiciste en favor de qué opción votaste (o cuántas veces). Da igual. PERDISTE DINERO. Y ya no tienes tanto tiempo para recuperarte. Vas a la mitad de tu vida profesional. ¿Te estás esforzando para poder retirarte con cierta comodidad? Pues chíngale más, compañero. Porque no solo perdiste en tu AFORE. No. Si tienes un contrato de inversión, con sociedades de inversión de deuda y de renta variable, pues también perdiste ahí (espera a ver tu estado de cuenta). Si tienes créditos a TIIE más algo pues te van a salir más caros entonces tendrás menos para ahorrar entonces pues… ahí está tu consecuencia del apoyo que AMLO le dio al mal llamado lago. Solo para rematar, aplica igual que con los millennials. Perdieron todas las AFORES. Alguna más, alguna menos.

Varios compañeros míos de escuela ya pasaron de 45. Ustedes saben quiénes son. Y como todos los que están entre 46 y 59 años, les toca la SIEFORE BÁSICA 2. Les tengo una buena y una mala.

Primero la mala: perdieron en promedio 3.18%.

Luego la otra mala (mentí al principio. Iban dos malas): Pues ya les queda poco tiempo para recuperarse.

Pero seamos positivos: sí hay una buena. Perdieron menos que los millennials y que quien esto escribe. Algo es algo (ya en serio, hay buena si están en la Ley del IMSS adecuada. No dependen solo de esto).

Y bueno. No me leen muchos mayores de 60 años. La SIEFORE BÁSICA 1 perdió en promedio 1.89%. ¿Pero qué les puedo contar a los de más de 60 años? Su vida adulta fue forjada por años y años de estupideces de nuestros gobernantes. Nada nuevo bajo el sol. Pero igual tienen dos aspectos interesantes a destacar.

El primero es que es la primera vez que ven su patrimonio afectado por una decisión de un presidente que todavía no entra en funciones. Zedillo devaluó mucho entrando, Echeverría y López Portillo devaluaron mucho saliendo. De la Madrid básicamente todo su sexenio se la pasó devaluando. El resto de los presidentes contribuyó con su gran dosis de corrupción, impunidad e ineficiencia. Ahora el electo se suma a la fiesta.

El segundo aspecto es que podrán platicarle a sus nietos, sobre todo si viven en CDMX o en EDOMEX, que a pesar de tener más de 60 años… jamás vieron un lago en donde iba a ser el NAICM. Y por la defensa del mal llamado lago usted, sus hijos y nietos tendrán menos pensión.

¿De cuánto es el golpe solo en las AFORES causado por el mal llamado lago? Pues veamos, ya les platiqué las minusvalías promedio de las SIEFORES básicas 1, 2, 3 y 4. Ahora multipliquemos por el monto registrado en AFORES. Sumemos los rubros de Retiro, Cesantía y Vejez con el de Ahorro Voluntario.

No sé cómo decirles esto… en Ahorro Voluntario hay 68 MIL MILLONES DE PESOS. Eso es mucho. Multipliquen por las pérdidas promedio. Eso nos costó en ese rubro a los 60 millones de mexicanos el Error de Octubre de AMLO. La defensa del mal llamado lago.

Pero es peor. En el rubro de RCV hay 3,251,898 MILLONES DE PESOS. O 3,252 billones de pesos. Billones como nos enseñaron en la escuela, de millones de millones. Eso es mucho mucho mucho mucho dinero. Ambos rubros suman entonces 3,320 billones de pesos. Solo por deporte, dado que no hice la ponderación, asumamos que la baja promedio es 3% (el promedio simple aritmético es de 3.2025 pero da igual).

Pues aplicando ese 3% al monto total entonces el Error de Octubre solo en AFORES es de 99 mil millones de pesos.

Más de lo que se robó Javier Duarte. Lo que obvio no hace justificable lo que se robó.

Más que La Estafa Maestra. Lo que obvio no hace justificable lo que se robaron.

Más que lo que le iba a tocar a Higa de tajada por el tren a Querétaro. Lo que obvio no hace justificable que EPN tratara tan lindo a sus compadres.

Pero es solo para dimensionar el tamaño del error de octubre. Esos 99 mil millones no incluyen las pérdidas que tuvo la gente en sus inversiones financieras personales. Ni lo que tendrán que pagar de más en tarjetas de crédito. Ni lo que tendrán que pagar extra el gobierno y las empresas por el alza de intereses tanto de la deuda interna como de la deuda externa. Ni lo que tendrán que pagar extra de intereses de deuda externa por efecto del alza del tipo de cambio.

Vaya. Ni siquiera estoy tomando en cuenta los 200 mil millones de pesos que se perdieron en Texcoco. O lo que se va a perder en Santa Lucía cuando el Dúo Dinámico Rioboó – Samaniego despliegue su sapiencia en aviones que se repelen.

¿Se puede revertir la situación? Tal vez. Pero darle en la torre al NAICM con una consulta patito para defender el mal llamado lago enarbolando el combate a la corrupción, solo para decir que te vas a brincar la ley dándole la misma cantidad de lana a esos mismos empresarios con contratos corruptos mientras pones al frente de la obra al socio de tu contratista favorito no es el camino.

Acabar con los compadres estilo Rioboó sí.

Acabar desde luego con todos los compadres de EPN y castigar la enorme corrupción del sexenio 2012-2018 también. O sea, que AMLO no haga amnistía de corruptos.

Los mercados financieros no odian a AMLO. Las calificadoras no odian a AMLO. Por eso no bajó la bolsa ni subió el dólar ni las calificadoras redujeron perspectiva cuando AMLO ganó. Los mercados financieros no son (tan) tontos, y si ven a Rioboó en la mesa del anuncio y a Samaniego dirigiendo el proyecto de Santa Lucía pues detectan que no se trata de acabar con el capitalismo de compadres sino de sustituir unos compadres por otros. Y eso no le gusta a nadie más que a algunos maromeros.

Los mercados financieros odian la incertidumbre. Si AMLO tomó esta decisión tan estúpida basado en una consulta patito para salvar al mal llamado lago sin cancelar contratos corruptos y dándole el nuevo proyecto al socio del compadre, pues cualquier otra cosa podrá hacer. Y ante esa incertidumbre hay de dos: te vas a invertir a otro país o te quedas pero pidiendo más rendimiento para compensar el mayor nivel de riesgo.

La confianza tarda en recuperar. Pero se puede.

¿Podrá AMLO? ¿Querrá AMLO?

Mediten sobre eso cuando revisen su estado de cuenta. Recuerden lo que les costó la defensa del mal llamado lago.

Infantilismo Critico II: El Musical (4.11.2015)

INFANTILISMO CRÍTICO II: EL MUSICAL

La semana pasada escribí sobre el tema del impuesto a la gasolina, en relación a las supuestas cortinas de humo. Mi conclusión fue que sustituir el IEPS actual de $4 por litro por otro IEPS de $4 por litro no tendrá un efecto negativo en el precio, dado que en términos generales podemos confiar en que $4 – $4 = $0.

En lo que escribí no había un solo comentario positivo sobre EPN (que los que me conocen saben que no suelo hacerlos), y por el contrario hay una crítica muy específica. Hice referencia a los que hablaban de ese supuesto nuevo impuesto sin entenderlo. El término que usé fue “infantilismo crítico”.

En Twitter varios poco amables lectores me ayudaron a dejar claro mi punto. Para ellos, el impuesto de $4 que sustituyó al de $4 era un robo al pueblo bueno, y me lo hicieron saber con insultos que en algunos casos fueron de una gravedad tal que llegaron a llamarme “priista”. Pero bueno, les perdono el insulto sin invocar la Ley Fayad. Aparte me divierten mucho.

Muchos de esos tuiteros siguen y se dejan influenciar por cuentas que suelen ser bastante poco equilibradas en sus análisis. Por eso de repente los llamo epigmenios. No ayudan en nada al debate cuando llevan todo a blanco o negro. Ellos son un extremo del que el resto de la sociedad está muy lejos, ¿verdad?

¿Verdad?

Pues no. Aquí viene la segunda parte del infantilismo crítico. AMLO presenta una nueva propuesta de aeropuerto para la Ciudad de México. La propuesta habla de un ahorro nada despreciable de cien mil millones de pesos, usando el aeropuerto actual para vuelos nacionales y construyendo dos pistas de operación simultánea en la actual Base de Santa Lucía.

Como viajero frecuente, eso de cambiar de aeropuertos no me hace mucha gracia. Y Santa Lucía está más lejos del aeropuerto actual que la nueva ubicación propuesta. Aunque por otro lado la distancia no es superior a la de otros aeropuertos internacionales, y en cuanto a los dos aeropuertos no debe ser un enorme problema: Nueva York, Washington o Londres tienen ese esquema de aeropuertos nacionales e internacionales sin que pase demasiado. Si hay un ahorro de cien mil millones, me parece que da para construir un tren de alta velocidad que pueda unir ambas terminales en un tiempo razonablemente breve, de modo de que se puedan realizar conexiones de vuelo con relativamente poco tiempo. Si por cambiar de planes hay alguna multa con contratistas actuales, creo que los cien mil millones de ahorro dan para pagarla y sobraría alguito.

Tenemos entonces una propuesta que apunta a bajar de manera importantísima el costo de la obra pública más cara del sexenio. ¿Qué recibimiento ha tenido esa alternativa entre una parte de la opinión pública? Intentaré un resumen rápido:

“Pinche Peje. Que se calle. Está senil. Es un pendejo. Que no opine. Es padrino de Nico. ¿De qué ha vivido? Ya chole. Nunca será presidente. Se la peló a Calderón. Bloqueó Reforma. Incendió pozos petroleros. Cerró la información de los Segundos Pisos. Viejito baboso. Necio”.

Tras leer esos comentarios sesudos, en donde no había ningún intento de criticar el proyecto por lo que seguramente tendrá de criticable (más bien parece que leyeron el encabezado y ya), reitero mi conclusión: los sectores más vociferantes de la opinión pública están más preocupados por hacer propaganda que por siquiera hacer el intento de ser equilibrados. Una parte importante no puede restar 4 – 4 para darse cuenta de que no hay nuevo impuesto a la gasolina, nada más porque esa parte huele a EPN. Otra parte no está dispuesta a que se discuta algo que potencialmente puede ahorrar cien mil millones de pesos, por la sencilla razón de que la propuso el Peje y les cae mal.

Los que estamos en medio, e independientemente de nuestras filias y fobias intentamos evaluar cada propuesta por sus propios méritos (y no por el emisor) nos ubicamos en franca minoría por lo menos en cuanto a estridencia se refiere. El infantilismo crítico no es un tema exclusivo de los chairos: del otro lado pasa exactamente lo mismo. Si Bergoglio hubiera hecho la misma propuesta de aeropuerto en vez de AMLO, varios estarían de acuerdo sin tampoco leerla. De ese tamaño es el nivel del debate.

COROLARIO: No faltará el que diga que por pedir que se evalúe la propuesta de AMLO ya fui cooptado por los compas. Por esos mismos compas que la semana pasada me acusaron de ser peñabot. A mí al final esa cerrazón de ambos lados me da risa… aunque supongo que si viviera en México la risa se convertiría en tristeza.

La Langosta no es Fifí

Ha habido una brutal campaña de desinformación para hacer ver que la boda del vocero de AMLO, valuada en varios millones de pesos, se parece mucho a las que hace la Mafia del Poder. Nada más lejos de la realidad. Vamos a analizar.

MÚSICA

Los malaonda del PRIANRDOREMIFASOL dicen que es muy caro contratar a los Ángeles Azules para una boda. Pero no es así. En realidad Los Ángeles Azules son Gaby Cuevas, Germán Martínez, Chema Martínez y Manuel Espino. Panistas redimidos. Créanme: salen muy baratos.

Otro ejemplo que usaron para desprestigiar es que tocó Matute. Y claro, como Matute es policía de callejón y amigo de Don Gato, que es de barrio como el Mijis, pues lo ven mal. Pinches fresas. Todo lo quieren de Las Lomas.

COMIDA

La comentocracia fifí de apellidos extranjeros dice que dar langosta es de ricos, y que eso mismo servían en las bodas de los del PRIAN. No podrían estar más errados, lo que demuestra que en México no hay periodismo de investigación. Tienen AMLOfobia.

La langosta que daban antes de la Cuarta Transformación era de Maine, Estados Unidos. La élite entreguista dando dólares a los gringos. En cambio ahora sirvieron langosta de New Brunswick, Canadá, más socialdemócrata, con un gobierno progre, con un primer ministro cool. ¿Que Maine hace frontera con New Brunswick y la langosta ha de saber igual porque es del mismo mar? Pues qué ignorantes. No saben nada de geopolítica. Pregúntenle a Jalife. Él sí sabe.

BEBIDA

Los derechairos ardidos dicen que en esta boda abundó la champaña. ¿Pues qué querían, que se bebieran sus lágrimas burguesas? Pero claro que el gabinete de AMLO marca un cambio. Son ciegos los que no ven.

A ver. ¿Qué servían en época de EPN? Pues Dom Pérignon y Château de Boursault.

¿Se dan cuenta?

Dom, porque eran machistas, patriarcales, heteronormados. Dios les libre de incluir mujeres. #MeToo

Château, que significa castillo. Claro, con sus ínfulas aristócratas, con su raciclasismo, con su clasirracismo, con su clasirraciclasirracismo clasista.

¿Qué dio de beber entonces el vocero de la Cuarta Transformación? Pues Veuve de Clicquot. ¿No se dan cuenta de la diferencia? Veuve, que significa viuda. O sea, mujer de la tercera edad con carencias. Pero claro, si eres blanco no puedes ver desde tu privilegio que es mejor comprarle champaña a la pobre viuda marchanta y no al Don en su castillo. #NoLesRegatees

ROSAS

AMLO prometió autosuficiencia. El campo hay que ponerlo a trabajar. Y el pueblo bueno sembró miles de rosas. ¿Quieren que se pudran, o que un héroe entre nosotros gaste una millonada en comprarlas, haciendo que el dinero llegue al ejido? En vez de darle las gracias lo critican.

EL MAQUILLISTA

Qué bueno que la novia haya reconocido al talento mexicano contratando a un maquillista nacional. Eso es fomento. Eso es permear el recurso. Eso es apoyarnos entre nosotros mismos.

¿Que es el mismo maquillista que usaba la Gaviota y por el que tanto la criticamos? Pues sí. Pero es más grave que haya un tráiler en Jalisco y #NosFaltan43 que también faltaban cuando la Gaviota se maquillaba pero no me cambien el tema.

LA FELIZ PAREJA

Lo que hay detrás de ustedes es envidia. Por eso le buscan tres pies al gato.

Veamos: Él gana $37,000 al mes. Ella estuvo presa por lavado de dinero. No sé por qué desconfían de que la boda con Los Ángeles Azules, Matute, mil invitados, langosta en dos de los cinco tiempos, champaña y miles de rosas fue pagada con recursos lícitos.

Es que de veras…

El crucifijo dorado

Imaginen la escena. Una familia católica envía a su hijo a una actividad parroquial. El niño regresa contento: a él y a todos los demás les dieron un crucifijo plateado, que deben llevar a las demás actividades.

Mamá y papá están contentos porque su hijo va por buen camino en su vida espiritual.

Pero en un par de meses la situación parece mejorar. El niño ya tiene un crucifijo dorado. El siguiente domingo en misa la mamá ve que de cien niños, solo 15 o 20 tienen crucifijos dorados. “Mi hijo es tan bueno”, dice la mamá orgullosa. Deja una limosna grande en la iglesia. Terminando la misa le compra un helado. ¡Su niño es especial!

Y sí. Su hijo en realidad es especial. Los sacerdotes a los que ella lo llevaba lo violaron, abusaron de él, le tomaron fotos desnudo, lo tocaron a la fuerza, lo forzaron a tocarlos. Y como el niño ya había caído, lo marcaban. Era más débil. Ya estaba vulnerado. Le daban el crucifijo dorado. Entonces los demás sacerdotes sabían que era más fácil abusar de él que de uno de crucifijo plateado.

Hay muchos escritores de mente retorcida. Genios que saben meter los pliegues más oscuros de la mente en sus historias. Maestros del humor negro. Genios de lo macabro. Directores de cine que hacen del sadismo una obra de culto.

Pero no le llegan a la Iglesia Católica.

No terminaríamos nunca de enumerar las atrocidades que han cometido. En México tal vez las palmas se las lleve Marcial Maciel aunque hay miles más. Gente llena de valentía los ha denunciado ante un aparato de justicia que hizo muy poco honor a su nombre. En Irlanda aparte de las denuncias hubo cadáveres que dieron cuenta de lo que los obispos consintieron. En Boston se necesitó una investigación periodística de meses que dio origen a una película que ganó el Óscar. En Alemania en estos días se están dando a conocer resultados de investigaciones, en Australia, en Suiza, en Chile, en California… Hay diócesis que han quebrado por todo el dinero que han tenido que pagar para acallar demandas. ¿Por qué el caso de Pensilvania, de donde tomé la anécdota de los crucifijos dorados, es diferente a los demás?

Porque TODA la información que se dio a conocer en el reporte del fiscal del estado fue tomada DE LOS ARCHIVOS DE LAS DIÓCESIS.

Por favor deténganse un momento en esto.

La información no sale de un adulto que se atrevió a contar lo que le hicieron hace 15 años.

La información no sale de una madre que se atrevió a desconfiar de un sacerdote.

La información no sale de un club de ateos con ganas de desprestigiar.

La información no sale de pastores protestantes que quieren incrementar su rebaño.

La información no sale de asociaciones satánicas.

La información no sale de un sacerdote arrepentido.

La información no sale de un programa sensacionalista de tele.

La información no sale de investigaciones periodísticas.

La información no sale de redes sociales.

La información no sale de George Soros, de los comunistas, de los illuminati, de los reptilianos.

No.

Toda la información, incluyendo el tema de los crucifijos dorados, incluyendo las fotos que les tomaban a los niños sin ropa, está en los archivos de las diócesis. Así como hacer una bitácora de actividades diarias. Así como la de la tienda de la esquina escribe en su cuaderno los chicles que ha vendido. Como se hace un reporte de un viaje de trabajo. Como un cirujano detalla la operación que hizo. Como una sicóloga en una escuela prepara su informe para platicar con los papás de un niño con problemas de aprendizaje.

Así, con todo el descaro que da la impunidad. Así documentaron todo. Lo único que tuvo que hacer el fiscal fue conseguir acceso a los datos. Ahí estaba cada detalle, cada nombre, cada foto, cada abuso.

Pero no termina ahí. Hay más. El nuncio del Vaticano en Estados Unidos (técnicamente embajador, lo que además le da inmunidad diplomática) dice que toda la información de los archivos de Pensilvania se envió al Vaticano. El embajador dice que el Papa Francisco sabía de esto.

Y no hizo nada.

Insisto: no se trata de reportes tal vez interesados que el Papa puede creer o no. No. Se trata de los archivos oficiales de las diócesis de Pensilvania, enviados por su embajador. Él tuvo acceso a ellos. Ninguna consecuencia.

Pero no todo está perdido.

Ya convocó el Papa este SEPTIEMBRE a una reunión URGENTE a toda la jerarquía católica. ¿Saben para cuándo la convocó? Para FEBRERO de año que viene. Seis meses después. Entiendo que hace 200 años había que darle tiempo a los obispos de Uruguay a que tomaran su navío y se hicieran a la mar, pero… ¿ahora? ¿En 2018? ¿Seis meses para tratar algo de este nivel de gravedad?

Pues sí. Seis meses.

De todos modos no tengan muchas esperanzas de que el problema se pueda arreglar desde adentro de la Iglesia Católica. Como saben, para remediar un problema el primer paso es entenderlo. Y el Papa no entiende el problema.

¿Saben cuál es el diagnóstico del Papa sobre el caso específico de Pensilvania? Pues él lo dijo textual. El problema es que “Satanás se disfraza de ángel de luz”.

Carajo.

Mientras el Papa habla de Satanás disfrazado, los sacerdotes de Pensilvania que tan bien documentaron cómo le daban al niño que violaban un crucifijo dorado para marcarlo con los demás sacerdotes, no están ni siquiera excomulgados.

Niños…

Un crucifijo dorado…

Carajo.

Mañana es el Día D

Mucho se ha escrito de la declaración de AMLO sobre que México está en bancarrota. No es un tema menor: el señor es presidente electo y en un par de meses será presidente en funciones.

Las palabras significan cosas. Hay algunas que admiten interpretación pero otras no.

Bancarrota no es deber mucho. Si creen que México está en bancarrota porque “debe 10 billones” pues pobre Estados Unidos o pobre Japón. Esos países deben mucho mucho mucho mucho más.

Bancarrota no es pobreza. Una persona que no tiene deudas no puede estar en bancarrota. Por otro lado, empresas multimillonarias han caído en bancarrota cuando por diferentes circunstancias no pueden hacer frente a sus compromisos financieros.

Bancarrota no es que haya inseguridad (que sí, hay mucha). Bancarrota no es que haya habido corrupción con EPN (que sí, vaya que hubo mucha).

Bancarrota no es que la economía crezca poco durante muchos años. Incluso una economía en recesión no necesariamente cae en bancarrota, mientras que un país puede crecer a tasas enormes y quebrar si no maneja bien su deuda.

Bancarrota no es que no puedas meter al presupuesto todo lo que deseas. AMLO propondrá el presupuesto más grande de la historia, ciertamente insuficiente para paliar los gravísimos problemas, pero la definición de bancarrota NO es “tener un presupuesto limitado”.

El término de bancarrota para un país es muy sencillo: que no pueda cumplir con sus compromisos financieros, o sea pagar intereses y capital de su deuda interna o externa.

Y eso no admite mucho espacio a interpretaciones: o el gobierno paga en tiempo y forma sus compromisos tal como los pactó (y entonces no está en bancarrota) o no lo hace (y entonces sí).

Por eso escribo que mañana es el Día D.

Todos los jueves el gobierno tiene deudas que pagar. Y pues mañana es jueves. Hace 27 días se colocaron CETES a 28 días. Esos CETES los tienen bancos nacionales y extranjeros, aseguradoras, SIEFORES, fondos de inversión, otro tipo de inversionistas institucionales, así como personas físicas y empresas no financieras. Todos ellos, sin excepción, esperan su dinero precisamente mañana, que es lo que el gobierno prometió. Ellos presentan sus CETES y el gobierno les paga $10 por cada uno. Ese es el trato en este tipo de instrumentos a descuento.

Entonces mañana habrá una y solo una de estas dos opciones: o el gobierno le paga a todos sin excepción sus CETES, o el gobierno incumple con al menos uno. O una u otra. No hay más.

Y entonces, por más maromas que quieran hacer, sabremos la verdad.

SI EL GOBIERNO PAGA MAÑANA SUS CETES A $10 AL 100% DE LOS TENEDORES ENTONCES MÉXICO NO ESTÁ EN BANCARROTA.

SI EL GOBIERNO NO PAGA MAÑANA SUS CETES A $10 AL 100% DE LOS TENEDORES ENTONCES MÉXICO SÍ ESTÁ EN BANCARROTA.

Un gobierno en bancarrota no puede pagar sus compromisos. Vamos, esa es la definición. Si el gobierno mexicano paga mañana es porque puede pagar. No hay de otra. No hay alternativa. No le busquen.

Y si no paga pues tiene razón AMLO.

Mañana sabremos si AMLO dijo la verdad o mintió.

Es cuestión de tener paciencia.